viernes, 27 de julio de 2007

Kubrick y el “resplandor” del cine.

Por Andrea Gon-Belt.


Ayer 26 de Julio, cumpliría años Stanley Kubrick. Nació en 1928 en un barrio del Bronx de Nueva York. Un niño de malas notas que pasaba horas tomando fotografías con una cámara Gaflex, regalo de sus padres en uno de sus cumpleaños. Se distinguía por ser bueno en ajedrez y en la música, mostró afición por el jazz e incluso llego a tocar la batería. El propio gusto lo llevo años mas tarde a prescindir de compositor, escogiendo personalmente piezas musicales que el consideraba adecuadas para sus películas.

Participó en la revista “Look” de Nueva York haciendo reportajes fotográficos; lo que sirvió para cultivar una reputación profesional y darle forma a su carrera como director. Un buen día deja Look y decide dedicarse de lleno al cine, teniendo como influencia a Max Ophuls y Serguei Eisenstein. Empieza a hacer cortometrajes como “Day of the fight” en el ´51, una serie de fotografías de su autoría de una pelea de boxeo, que habían sido publicadas en Look, “Flying Padre” durante el cual adquiere el titulo de piloto aviador, confesando más tarde su miedo a las alturas y “The Seafarers” su despedida a los cortometrajes y la bienvenida al trabajo en color.

Y entonces empiezan los largometrajes, “Fear and Desire” en 1953 del cual decidió desaparecer todas las copias que se atravesaran en su camino ya que lo consideraba “error de juventud”. Más tarde “Killer´s kiss” (El beso del asesino), que narra la historia de un boxeador que conoce a la mujer ideal cuyo único defecto era que estaba casada con un mafioso. En la cinta Ruth Sobotka hace el papel de aquella mujer, que mas tarde se convertiría en la segunda esposa de Stanley. "El beso del asesino" logro sobresalir, llegando a James B. Harris, en ese entonces productor de la NBC, quien decidió asociarse con Kubrick formando una productora de donde surge “The Killing” (Atraco Perfecto) en el ´56, partiendo de la novela de Lionel White donde se cuenta el atraco a un hipódromo.

A partir de "The Killing", queda establecido “El pensamiento kubrickiano” : la lucha del antihéroe que enfrenta al mundo y termina derrotado.

Durante su asociación con Harris, son contratados para filmar cinco películas para Hollywood, siendo la primera “Paths of Glory” (Senderos de Gloria) logrando controversia con el mensaje antibelicista que proponía la cinta, lo que causo que en Francia estuviera prohibida durante varias décadas. En el rodaje de la película conoce a Suzanne Christianne, su tercera y última esposa.

“Espartaco” en 1960, un éxito comercial, que gana tres premios de la Academia; ninguno de estos para Kubrick. Dos años más tarde, después de suplicarle a Vladimir Nabokov que le vendiera los derechos de su novela, llega a la pantalla grande “Lolita” sin duda uno de los mayores escandalos para Stanley, que contraproducente para los párrocos que exhortaron a no verla, la cinta fue un rotundo éxito, que hasta la fecha sigue en listas de los largometrajes más vistos.


Para quienes no la hayan visto (malamente), trata de un soltero de cuarenta y tantos que se enamora de una niña de catorce años y para acercarse a ella, se casa con la madre a la cual después desaparece de la historia.
Tras el resultado de Lolita, Kubrick se separa de Harris y lanza “Dr. Strangelove or how I learned to stop worrying and love the bomb” en el ´64 “Telefono rojo, volamos hacia Moscu” como fue traducida al español, una comedia de humor negro que aborda la Guerra Fria y el conflicto atómico. Estados Unidos no estuvo de acuerdo con la critica que se hacia su sistema de defensa, por lo tanto Kubrick decide no volver a su tierra natal, estableciéndose en Inglaterra.

En 1968 cuando la ciencia ficción en el cine había decaído, Kubrick lanza “2001: A Space Odyssey” (2001: una odisea del espacio) y dignifica el genero, con efectos especiales nunca antes vistos por parte de Douglas Trumbull. La cinta narra la evolución de la raza humana y los frecuentes cuestionamientos sobre la muerte, la soledad, entre otros. Un año más tarde Kubrick obtiene su único Oscar a titulo personal por esta obra.


Para 1970 empieza a trabajar en uno de los clásicos del cine: “Naranja Mecánica” originalmente de Anthony Burgess, que trata de un joven aficionado a la violencia y a Beethoven. Un año después estuvo listo el largometraje, impresionando al espectador con imágenes crudas y sumamente realistas de actos de vandalismo, lo que causo que Kubrick recibiera amenazas fuertes y se recluyera durante un tiempo. Mientras tanto la difusión de la cinta estuvo prohibida.

Varios años después, Stanley regresa al cine con “Barry Lyndon” historia de la caída de un joven en Europa del siglo XVIII; Después de haber abandonado el cine tras tantos escándalos, los críticos la catalogaron como aburrida y tediosa; a pesar de esto para Kubrick fue una de sus mejores cintas.

Pronto puso en pie su reputación ante las criticas con “The Shining” (El resplandor) en 1980, aunque Stephen King autor de la novela, no estuvo de acuerdo con la versión que se hacia de esta en la pantalla grande, para los demás es sin duda una de las mejores películas de terror en la historia del cine, gran parte de esto se debe a la magnifica actuación de Jack Nicholson.

Siete largos años pasaron para que Kubrick lanzara “Full Metal Jacket” (La chaqueta metálica), de nuevo algo que hacia reflexionar y cambiaria la opinión de muchos sobre la Guerra de Vietnam; a partir de esto Stanley fue considerado “director de culto”.

Ya para 1999, Kubrick basándose en la novela “Traumnovelle” de Arthur Schnitzler, empieza el rodaje de “Eyes Wide Shut” (Ojos bien cerrados), días mas tarde de acabar de montarla, Kubrick fallece en Londres de un ataque al corazón.


Se puede decir que sus películas eran adelantadas a la época en que fueron realizadas. De cierta forma Kubrick introdujo “la libertad de expresión” en el cine. Lo que en aquellos años estuvo censurado, actualmente es considerado “clásico” por consiguiente Stanley se acomoda entre uno de los mejores directores.

1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

Buen análisis de su obra, la verdad creo que tienes razón al decir lo de que introdujo la libertad de expresión en el cine, yo vi El Resplandor en las películas online de hbo y me encantó, creo que es una forma muy original de abordar el terror y aunque ya es viejita la película aún nadie ha hecho algo que se le compare.