viernes, 23 de noviembre de 2007

Sobre el Free Jazz


Por: R. Vivas J

Me sigue pareciendo exageradamente fascinante la reacción de los demás cuando pongo un disco de free jazz, todo mundo pone cara de que estuviera escuchando el sonido mas monstruoso del planeta, olvídense de Slayer, Deicide, Cannibal Corpse, Pungent Stench o Bolt Thrower, hasta he visto compañeros de la oficina moviendo el pie o la cabeza al ritmo de Carcass!!), a mi me encantan las caras que mis amigos y compañeros ponen cuando escucho discos de Ornette Coleman, Eric Dolphy, Albert Ayler o Cecil Taylor, venga, el miedo no es obviamente al sonido, si no es a lo desconocido, a lo que no tiene limites, a lo que no tiene una forma definida, a lo que no se puede entender a la primera.

Y es que el free jazz empezó como la verdadera y primera anti música, el romper con lo ya pre establecido, porque sí, el jazz siempre pregonó la improvisación, pero esta era básicamente de sus solistas sobre una melodía tradicional, una costumbre adoptada por otros músicos, quienes sacan a relucir lo mejor de su técnica en una canción ya reconocida, lo cual es valido técnicamente, pero como forma de expresión es limitada, claro, bajo mi punto de vista.

El free jazz suponía una verdadera revolución musical que simplemente desplazaba aquellas canciones estándares en el jazz común y las sustituida por melodías complejas, improvisadas, llenas de energía que en ocasiones avanzaban de manera in tempestuosa, se frenaba de improvisto y después se reagrupaba para atacar furiosamente otra vez, los instrumentos eran un medio de expresión intensa, y los sonidos chocaban unos contra otros formándose masas de sonido abstracto.

En sus inicios definido como música energética, con un poder y arrastre tal (a pesar de estar bastante por fuera del mainstream) que el mismo Coltrane optó por tomar estos sonidos como influencia.

Gente como Sun Ra, quien llevaría el concepto del “free” a lo mas lejano, seguido de Don Cherry (quien musicalizaría películas de Jodorowsky) Pharoah Sanders (Quien acompañaría a gente como Sonny Sharrock y al mismo Coltrane), Gato Barbieri (en sus inicios) y Archie Shepp, quien se convertiría mas o menos en sucesor de las ideas de Coltrane, seguirían ese camino, otros como Miles Davis y Charles Mingus permanecerían paralelos al free jazz, tomando ideas y aportando, aunque sin sumergirse por completo.

El free jazz dejaría su huella en Europa, donde seria adoptado conceptualmente y re bautizado como Música de Improvisación Libre, y liderada por músicos como Evan Parker, Derek Bailey y Peter Brotzmann, quienes llevarían el concepto a extremos tremendos, como ejemplos habría que escuchar el Machine Gun de Brotzmann, el Topography of The Lungs de Parker y Bailey y otros mas, esta corriente tomaría tanta fuerza que el rebelde sonido llegaría hasta Asia, donde muchos lo llevarían aun mas al extremo.

Artistas modernos como John Zorn, Mike Patton, Keiji Haino y los Boredoms siguen con las bases del free jazz, aunque de manera conceptual, permitiéndose seguir creando música de manera libre y sin restricciones, valiéndose de elementos aun más emocionales que técnicos.

Innovación a mil por hora, en serio, se requirió mas coraje y valor para hacer esta música en los 60s, 70s y 80s, que el que se debió requerir para hacer punk o hardcore, por si fuera poco géneros como el punk, el metal, el hardcore y otros fueron domesticados y comercializados a mas no poder, mientras que géneros como el free jazz, la libre improvisación y la composición grupal instantánea y su probable descendiente el noise, siguen inmaculadamente anticomerciales y difícilmente podría esta música ser comercializada, convirtiéndose en el ejemplo ideal de la música independiente y no comercial

A mi por eso me gusta el free jazz.

5 comentarios:

Piyama Party dijo...

me metí a unos maispeises de sun ra y escuché unas ondas bien locochonas.

gaspar dijo...

muy buen post, he escuchado un poco de free jazz y te recomiendo, si no lo has escuchado, la locura desaforada de frank wright sobre todo en unos duos con Muhammad Ali (peso pesado). estos discos sobre todo en duo demuestran una fiereza minimalista. free jazz es definitivamente la musica de la alteridad. chaooo y saludos a la abuela.

Anónimo dijo...

sun ra es genial escuhen el concierto para el ocmeta kohoutek del año 73 es creo,es increible
saludos desde perú

Karla Verde dijo...

este post te quedó de lujo, llegué tarde pero no quería dejar de decírtelo. por lo pronto me has convencido de no terminar el año sin antes escuchar algo de free jazz.

saludos verdes!!

oszo dijo...

bien tarde es... pero te quiero felicitar por tu blog y este post en particular... ahora lo que quería leer precisamente.